Lloseta - Tossals Verds - Font des Prat - Canaleta - Cuber - Lloseta








Sábado 14/02/2009

Hoy es San Valentín, y qué mejor que pasar el día con ella, paseando por valles y montañas, compartiendo experiencias juntos, confiando en que siempre está ahí para sacarme de las situaciones mas complicadas, sufrir junto a ella, sudar encima de ella ...... de la bici.

Chorradas aparte, estoy sin la bici titular, el freno dijo basta y el cambio le acompañó así que lleva unos días en el taller esperando a que lleguen los repuestos. No ha estado lista para el finde por lo que toca sacar la bici de reserva, y eso que en Bimont se ofrecieron a dejarme una pero me dio cosilla, aún no sé muy bien porqué, supongo que por si me pegaba una ostia y le hacía algo. El caso es que le toca salir al ferro, una RockRider 5.1 del 2006 que lleva unos dos años meditando en el trastero.

Quedamos el trio calabera en Lloseta a eso de las 8:30, llego un pelín tarde y me encuentro a Rafa y Ángel con las bicis ya descargadas. Empezamos a rodar rumbo al refugio de Tossals Verds, la carretera es llana al principio y permite las xerradetes mientras calentamos. De paso le voy haciendo un chequeo rápido a la bici: el pedalier está algo suelto y se va quejando a cada pedalada, los frenos algo flojos (tocará ajustarlos antes de bajar), aparte de eso el cambio parece estar bien.

La carretera se adentra en un cañón por donde baja una canalización que viene de los embalses; en ese momento se convierte en cemento, mierda! cuando ves cemento solo puede significar una cosa: RAMPOTAS!!. Efectivamente el terreno se empina considerablemente justo cuando aparecen tres bikers destrás nuestra, el primero de ellos me adelanta, lleva una Kona rígida (parace bastante ligera) y me pongo a rueda con el ferro haciendo croing croing a cada pedalada. Le aguanto solo unos metros, hasta que intento meter el piñon grande y la cadena se cuela entre los piñones y los radios. Digamos que me ha salvado la campana porque tampoco podía aguantar su ritmo mucho mas. La rampa pasa y la pendiente se hace mas constante, aún así lo paso algo mal para llegar al refugio, voy solo con 7 piñones y no quiero meter el último para no sacar de nuevo la cadena. Destrás mío llega Rafa que estrena platos, cassette y manetas de cambio y frenos, y que le está sacando partido a eso de tener 9 piñones, su orbea solo llevaba 7, lo que le valía de escusa para quedarse en las subidas. Por último aparace Ángel, que no tiene escusas ni las busca.

Hacemos un merecido descanso en el refugio, bastante frecuentado por bikers y senderistas, y seguimos subiendo, esta vez con la bici al hombro. Es en este punto donde se nos empieza a ir al olla con el tema del tiempo, andamos 20 pasos y nos paramos para comentar cualquier chorrada, otros 20 y nos volvemos a parar a hacer fotos, así toda la subida. Llegamos arriba, el terreno es ahora ciclable a trozos, y nos dirigimos a "ses cases velles", una vez allí paramos un segundo a ponernos las protecciones:

Rafa: - Y mis protecciones?
JC: - las has traído?
Rafa: - Si si, las he traido. Mierda!.

Rafa ha perdido sus rodilleras y no sabemos donde, sacamos la cámara y nos ponemos a revisar foto a foto a ver si las vemos, efectivamente en el refugio las llevaba así que se han debido de caer durante el porteo. Nos quedamos Ángel y yo esperando y Rafa se lanza corriendo hacia el refugio, dice que corriendo se da mas prisa que rodando .... No se si es verdad pero antes de que le podamos decir nada ya ha desaparecido.

Cuarenta minutos más tarde regresa con sus rodilleras, unos senderistas las vieron y las apartaron del camino, suerte que se los encontró bajando y le dijeron donde estaban. Ángel y yo hemos aprobechado el tiempo para hacer gili-descensos de 20 metros en una pendiente cercana, menos mal que no nos ha visto nadie.

Por fin llegamos a la Font des Prat, la idea es comernos el bocata tranquilamente, en lugar de eso nos vienen a visitar unas ¿vacas? ¿toros? no se que son, pero tienen unos cuernos de palmo y medio que no me dejan fijarme en otra cosa. Son mansos y Rafa se acerca a darles de comer, yo me acojono, sobretodo cuando empiezan a seguir a Rafa para que les de mas barritas. Al final la cosa se pone feilla y nos vamos, yo dando un rodeo para no pasar muy cerca y los valientes sorteando cuernos.

Subimos un par de zigazagas y enlazamos con la canaleta que nos llevará a Cuber, en una de las curvas veo a Rafa que viene caminando, le espero, y me comenta que no está bien, solo hay que verle la cara para darse cuenta de que algo le pasa, está blanco y no creo que sea por los cuernos que ha dejado atrás, parace una bajada de tensión; Rafa petado, es lo último que me faltaba por ver, si es que tanta actividad nocturna no es buena. Bromas aparte nos preocupamos un poco así que decidimos tirar rápidamente hasta los embalses y allí decidir, aunque él ya tiene la decisión tomada, acabar la etapa como sea, así que desde Cuber tomamos la trialera que lleva de nuevo a Lloseta.
Mucha piedra suelta y tramos con bastante pendiente es lo primero que nos encontramos, ahora es cuando mas hecho de menos a mi burrita, aunque el ferro no se portal mal del todo (RIGID POWER!! como diría uno del foro), lo peor es que voy algo descontrolado de frenos, culeando por la pendiente en lugar de controlar la frenada.

Poco a poco vamos llegando a Lloseta siguiendo la canalización de agua, con algún sustito que otro en los túneles, en la siguinte salida habrá que cargar una linterna en la camel (mas peso).

En resumen, guapa salida aunque muy descontrolada de tiempo. Lo mejor: Volvió el descojone general desde casi la primera pedalada. Lo peor: la subida con el ferro.


DistanciaTiempo DesnivelIBP
35.54 Km9:02 Horas990 Metros124.72



4 comentarios:

Lauryta dijo...

9 horas con la bici, no me extraña q le diera una bajada d tension, azucar y d todo ! q bestias!
xq no haces las 9 horas d bici en dos dias???besos

Jauja dijo...

Hola Lauryta, buena idea la tuya, el problema es que el domingo volvimos a salir a rodar un poco mas. De todas formas no te creas que fueron 9 horas de bici, ni mucho menos, entre descansos, paradas para comer, paradas para hacer fotos, caidas, paradas para hablar (que paracemos marujas), etc, etc etc, el caso es que rodamos bien poquito, en 5 horas se puede hacer sin problemas.
Un beso.

Rafael dijo...

Hey, quiero comentar que tardé menos en bajar al refugio y subir, exactamente 33 minutos, que me los curré de lo lindo para que me quiten el mérito.Lo digo porque mis amigos de footing son muy suyos con el tiempo, que yo tiro más por el monte que por el paseo marítimo.

Felicidades por la crónica, sigue así amigo.

Saludos de Rafa (orbea)

Ángel Manuel dijo...

Es cierto, tardamos demasiado en las rutas (en gran parte por mi culpa: subo lento, pateo mal y lento, aprovecho cualquier escusa para charlar y tomar aire y para colmo en esta ruta no era capaz de bajar casi nada). Pero y el rato tan bueno que echamos con las tonterías que decimos :P.

Por cierto, JC y Rafa demostraron estar fortísimos.Rafa con su hazaña en bici y corriendo a pesar de estar mal y JC subiendo y bajándolo todo con la Tizona. Se me ocurren dos apodos para ellos: "Rigid Kamikaze" (lo pueden compartir ya que Rafa está que se sale con su Orbea rígida y JC baja más en rígida de 65mm y sin frenos que en doble con 130mm y discos :P) y "Lobo loco" (como esa cubierta de Freeride de Geax, este se lo está ganando Rafa a pulso).